María Paz Arraiza es la directora del Máster en Gestión del Turismo Ecológico y Sostenible. Además, es subdirectora de Asuntos Externos y Relaciones Internacionales de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, Forestal y del Medio Natural, Universidad Politécnica de Madrid. En el master impartirá las asignaturas de “Introducción, conceptualización e importancia del turismo ecológico y sostenible”, y de “Productos del Ecoturismo”.

Para más información sobre las asignaturas impartidas por María Paz Arraiza, así como sobre el resto de asignaturas que ofrece el METS: ecoturismo.montes@upm.es

 ¿En qué consisten las asignaturas que impartirás?

La asignatura de “Introducción al ecoturismo” es, como su propio nombre indica, la primera asignatura que se cursa en el master, y ofrece un punto de inicio al ecoturismo, estableciendo los conceptos clave para poder seguir, con unas bases claras, el resto de asignaturas. La asignatura de “Productos del ecoturismo” nos mete de lleno en aquellas actividades que hacen del ecoturismo lo que es hoy en día, tratando desde los productos tradicionalmente asociados con estas prácticas, como pueda ser el birdwatching, hasta los productos más novedosos y de actualidad, como es el movimiento slow.

¿Por qué crees que es importante que tu asignatura se imparta en el máster?

Consideramos primordial que un alumno que estudie este master tenga claros conceptos tan novedosos que en muchos casos carecen de definiciones establecidas. Asímismo, en lo referente a la asignatura de productos, consideramos que un alumno que cursa este master debe obtener una base formativa que le capacite no sólo para determinar si un producto turístico cumple los requisitos para ser ecoturístico, sino que también le permita poder desarrollar, con los conocimientos adquiridos, productos nuevos.

 ¿Qué es para ti el ecoturismo?

Es un tipo de turismo compuesto por actividades respetuosas con el medio natural, cultural y social, y con los valores de una comunidad, que permite disfrutar de un positivo intercambio de experiencias entre residentes y visitantes, donde la relación entre el turista y la comunidad es justa y los beneficios de la actividad se reparten de forma equitativa, y donde los visitantes tienen una actitud verdaderamente participativa en su experiencia de viaje. En el fondo, no es más que una aplicación inteligente del principio de desarrollo sostenible: “El desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”